Entrevista a Anna Casanovas

09 abril 2011


Primero de todo queremos agradecerte el tiempo que nos dedicas en contestar las siguientes preguntas. Estamos encantadas de tener la oportunidad de entrevistarte.

Es un placer conoceros y hablar con vosotras, y os agradezco muchísimo que me deis la oportunidad de entrar en vuestro portal.

Era el año 2008 cuando, a manos de tu primera novela romántica, surgía una nueva autora en el panorama literario español bajo el nombre de Anna Casanovas. La misma que hoy tenemos el placer de entrevistar. ¿Cómo has vivido éstos intensos pero cortos años de dedicación a la escritura?

Cuando se publicó Nadie como tú pensé que estaba viviendo un sueño, y la verdad es que lo fue. Después me di cuenta de que si quería seguir escribiendo, y publicando, tenía que trabajar muy duro y esforzarme por encontrar nuevas y buenas historias que gustasen a las exigentes lectoras españolas. Han sido unos años muy intensos, pero no los cambiaría por nada; he aprendido mucho y me gusta creer que mis novelas han ido mejorando.


Una profesión que a priori no parece tener nada en común con tus estudios de Derecho. ¿Cómo ha sido pasar de las leyes al papel y la tinta?

Yo siempre quise ser escritora, cuando era adolescente me pasaba el día leyendo e inventándome historias, pero cuando llegó el momento de ir a la universidad elegí derecho porque pensé que era una buena base y que me ofrecería más oportunidades. Durante la carrera, y también a lo largo de mis primeros años en el mundo laboral, seguí escribiendo, hasta que al final me atreví a mandar mi primer manuscrito a una editorial. En resumen, creo que nunca he pasado de las leyes al papel y la tinta, sino que siempre he estado allí y lo de las leyes fue un despiste.

No obstante, cabe destacar que eres una de las primeras autoras españolas que han iniciado, para nosotras, aún de manera limitada, un camino de oportunidades a escritoras no exclusivamente anglosajonas. ¿Para ti ésta situación en cierta manera fue un obstáculo? ¿Cómo recuerdas tus inicios?

Sí, lamentablemente fue y es un obstáculo, y por desgracia, aunque no quede nada bien decirlo, en parte se debe a las lectoras. Pasa igual que con el cine español; hay mucha gente que no quiere arriesgarse con una autora nacional y prefiere gastar su dinero en algo más seguro, es decir, en una autora anglosajona. Y la verdad es que es una decisión respetable. Los libros valen dinero y es lógico que cuando compramos uno queramos llevarnos una obra de calidad. Seguramente las escritoras españolas tengamos que esforzarnos más, pero actualmente hay muchas novelas nacionales que están a la altura de las extranjeras, o que son incluso mejores.
Todos los comienzos son difíciles,  pero yo tuve la suerte de contar con el apoyo de mi editorial y de que todas las webs españolas de romántica me recibieran con los brazos abiertos. Fue una época maravillosa, y puedo decir que fue un privilegio poder vivirla.

¿Y cómo ves la empresa editorial actual en éste sentido?

El sector editorial español está empezando a darse cuenta de que las escritoras españolas también podemos resultarles rentables.  Cada vez apuestan más por nosotras y confían en nuestros proyectos, aunque siguen predominando las novelas escritas por anglosajonas. Hay que tener en cuenta que cuando llega a España una autora americana, tanto el editor como el público saben si esa autora ha tenido éxito o no en su país natal, en cambio con las españolas no. En el caso de las españolas se trata de una apuesta a ciegas, pero me gusta creer que cada vez hay más editoriales que están dispuestas a hacerla.

Escribir es una actividad más bien solitaria, que requiere concentración. ¿Haber crecido en una familia numerosa ha estimulado tu creatividad o fue algo que llegó más adelante?

Sin duda alguna haber crecido en una casa que parecía un manicomio ha estimulado mi creatividad, entre otras cosas. Yo soy la mayor, y de pequeña era torpe (todavía lo soy) y tenía tendencia a ponerme enferma, así que me aficioné a leer y a contar cuentos a mis hermanos.
Escribir requiere mucha concentración, pero a diferencia de lo que aparenta en las películas o en series de televisión, también requiere mucha constancia y mucho esfuerzo, o al menos eso es lo que me sucede a mí.

¿Tienes algún motivo de inspiración para crear toda una historia junto a sus personajes? ¿O simplemente surge?

Digamos que soy una persona que me gusta prestar atención, cuando escucho una canción, cuando veo a una señora esperando el autobús, o cuando estoy comprando en el súper. Todo el mundo tiene una historia, algo que le hace único, y así es como “salta la chispa” que me hace empezar a pensar en el argumento de una novela. A partir de esa idea, creo un esquema y dibujo los personajes, sus personalidades, sus dudas, sus motivaciones, y entonces escribo las bases de la historia, los puntos clave. Y si al final veo que tiene sentido, escribo la novela.

Es todo un tópico que los escritores, en cierta manera, plasman rasgos y elementos de su propia persona y/o entorno. ¿Qué opinas sobre esto?

Como todos los tópicos, tiene algo de cierto. Todos estamos influenciados por el entorno y nos influye de manera consciente e inconsciente sin que podamos evitarlo. Cuando tengo que crear un protagonista busco rasgos que a mí me gusten y, por tanto, que conozco, y cuando tengo que describir alguna situación también pienso en cosas que me han sucedido a mí o a gente cercana. Con ello no quiero decir que conozca a espías y a duques, pero sí que mis espías y mis duques tienen rasgos comunes con personas de mi entorno; probablemente son el resultado de mezclar mi imaginación, mis deseos, y mi realidad.

Antes comentábamos que son intensos pero cortos los años oficialmente dedicados a la escritura. En tan solo tres años, has publicado cinco libros. ¿Cómo logras mantener el ritmo y compaginarlo todo?

Obligándome a ser constante y metódica… y pidiendo muchos favores a mi madre. Han sido unos años muy intensos, pero soy consciente de que me han ofrecido una gran oportunidad, así que estoy dispuesta a hacer los sacrificios necesarios para aprovecharla. Tengo un horario, que tengo que compaginar con mi trabajo y la familia, y me obligo a mantenerlo, a pesar de que es cierto que hay días que lo que escribo no me gusta nada, y noches en las que no me apartaría del ordenador.

Precisamente “Nadie como tú” es tu primera novela contemporánea publicada. Imaginamos que además de la alegría propia del logro, también lo fue contar con Nieves Herrero como madrina de la presentación del libro. ¿Cómo recuerdas la experiencia?

Fue una experiencia maravillosa. Nieves Herrero es una Señora en mayúscula, cuando me dijeron que ella presentaría mi novela, pensé que quizá no se la leería, que se la leería alguien de su equipo y le haría un resumen, al fin y al cabo es una periodista muy ocupada. Pues puedo aseguraros que no sólo se la leyó sino que me hizo una presentación larga, extensa y muy bien pensada. Comentó los personajes, los puntos clave del argumento, y ofreció su sincera opinión. Al terminar, le di las gracias y ella me felicitó. Fue un gran día, y ella es encantadora, elegante y muy cercana.

Y a partir del anterior, decides seguir con una serie que por el momento cuenta con “A fuego lento” y “Dulce locura”. ¿Tienes pensado otra historia que continúe con la serie?

Sí, la próxima entrega de la serie de romántica contemporánea lleva por título Hotel Kalifornia y su protagonista es Marc, uno de los gemelos. Hotel Kalifornia todavía no tiene fecha de publicación, así que, aunque tengo la historia casi terminada, por ahora me centraré en las otras sagas que estoy escribiendo.

Hace casi un año nos sorprendías con una nueva publicación: “Todo por tu amor”, en ésta ocasión de género histórico. Y dentro de muy poco, en concreto este mismo mes, sale la segunda parte de la serie La Hermandad del Halcón: “Te di mi alma”. ¿Qué podremos encontrar en ésta nueva novela? 

Te di mi alma es una historia muy intensa y con una carga emocional muy potente. En ella quizá os encontraréis menos acción que en Todo por tu amor, pero cuando la escribía me pareció necesario centrarme en la carga emotiva de los protagonistas, William y Marianne, y no tanto en las intrigas napoleónicas, si bien es cierto, que en este sentido os encontraréis con varias sorpresas.

En Te di mi alma descubriréis que William Fordyce está vivo, y que se ha pasado casi dos años prisionero en una cárcel francesa en la que se lo han arrebatado todo, incluso su humanidad. William está convencido de que es un animal y ni siquiera soporta que le toque Marianne, la mujer a la que creía amar antes de irse a la guerra. Por su parte, Marianne es una mujer valiente, una mujer que se convirtió en halcón tras la muerte de su padre, y que no está dispuesta a perder a William por segunda vez. Otra sorpresa interesante y que os adelanto, es que veréis como Hawksliffe, el maestro halcón, se enamora.

En “Todo por tu amor” aparece Henry Tinley, amigo del protagonista Alex Fordyce en la Hermandad del Halcón. Un personaje que deja huella ¿Podremos saber más de él en futuros libros?

Sí, Henry es el protagonista de la tercera entrega de la saga La Hermandad del Halcón. La novela lleva por título Perdido y os aseguro que os sorprenderá, todavía la estoy escribiendo, pero os garantizo que será muy romántica. En Te di mi alma Henry aparece poco pero su intervención es crucial; Henry descubrirá que nada es lo que parece, ni siquiera él, y una noche, siguiendo una pista, será víctima de un ataque. El resto de halcones le salvarán y… Me temo que no puedo contaros más.

Sin embargo, vas más allá y te atreves no solo con el contemporáneo e histórico, también con el género paranormal. En ésta ocasión, utilizando un seudónimo: Emma Cadwell. ¿Cómo, cuándo y por qué surgió?

Como os decía antes, historias no me faltan, a veces incluso desearía tener cuatro pares de manos para escribir todas las que tengo en la cabeza. La historia de Los Guardianes de Alejandría se me ocurrió hace tiempo y empecé a escribir la primera entrega sin tener todavía ningún compromiso editorial. Un día, les conté la idea y les gustó. Trabajamos el proyecto y en la editorial sugirieron que utilizara pseudónimo para distinguir los géneros, igual que hacen algunas autoras americanas, como Sherrilyn Kenyon, por ejemplo. Al principio se me hizo raro, pero al final pensé que era una manera fácil de clasificar mis distintas novelas.

De esta manera, publicas en esta nueva faceta “Plenilunio” y una segunda entrega, “Oscuridad”, que precisamente salió a la venta el pasado mes de marzo. ¿Qué nos vamos a encontrar?

Plenilunio fue la tarjeta de presentación de la saga, su protagonista, Ewan Jura es un héroe en toda regla y cuando encuentra el amor tiene miedo de que si abraza su naturaleza de guardián se convierta en un ser violento. Me encantó escribir esa novela, y, si la habéis leído, espero que os haya gustado, pero tengo que confesar que Oscuridad es, desde mi punto de vista, más intensa y romántica.

En Oscuridad conoceréis a Simon en profundidad. Cuando Simon tenía diez años conoció a Maria, una niña de tres, y supo sin duda alguna que era el amor de su vida. Maria fue secuestrada años más tarde y tras buscarla sin éxito la dieron por muerta. Simon se ha hecho mayor con el absoluto convencimiento de que jamás encontrará el amor pues los Guardianes de Alejandría sólo aman una vez. Por eso mismo, Simon no logra comprender por qué tiembla cada vez que ve a Mara. Por su parte, Mara perdió a sus padres de pequeña y la crió su tío, un fiel servidor del ejército de las sombras, y su único objetivo en la vida es vengarse del hombre que mató a sus padres. El problema es que ese hombre está muerto, y el hijo en cuestión no es otro que Simon. Las dudas que asaltan tanto a Simon como a Mara se tambalearán con el primer beso, pero, ¿serán capaces de confiar el uno en el otro, o sus odios terminarán con lo que podría ser una gran historia de amor?

Visto lo visto, existe la posibilidad de que nos vuelvas a sorprender en el futuro con un nuevo género o estilo. ¿Descartas abandonar la novela romántica?

Mientras me queden historias por contar y lectores dispuestos a leerlas no me planteo abandonar la novela romántica. Pero no descarto la posibilidad de atreverme con otro género en el futuro, últimamente, y probablemente debido a mis hijas pequeñas, me está rondando por la cabeza escribir un cuento infantil, pero de momento es sólo una idea.

Imaginamos que en cierta manera, esa versatilidad es todo un constante reto de superación. Pero si tuvieras que elegir ¿Qué género te resulta más cómodo de escribir?

Soy consciente de que en principio mis novelas pertenecen a tres géneros distintos; contemporáneo, histórico, y paranormal, pero yo no he notado demasiadas diferencias a la hora de escribirlas. Yo necesito sentirme cómoda con la historia de amor y confiar en los protagonistas. Si consigo que los protagonistas sean creíbles y que la historia de amor sea emotiva y romántica, el que transcurra en el siglo XIX o en Madrid, o que su protagonista sea conde, u hombre lobo, tiene, desde mi punto de vista, poca importancia.

Pero independientemente del género, escribir un libro siempre requiere cierta investigación. ¿Cómo es ése proceso necesario para ambientar las historias?

Cuando tengo los personajes y la historia definida, aunque sea a grandes rasgos, dedico varios días a documentarme acerca del periodo histórico (si se trata de una novela ambientada en otra época) o sobre la ciudad en la que transcurre la acción, o cosas por el estilo. Personalmente, no dedico excesivo tiempo a esta parte del proceso porque soy consciente de que lo que yo quiero escribir es una novela romántica, y no un tratado histórico o una novela de viajes, tanto lo uno como lo otro me merecen mucho respeto y hay grandes autores que se dedican a ambos géneros. En cuanto al cómo, la verdad es que actualmente si uno dispone de internet, tiene a su alcance las grandes bibliotecas del mundo, así que realizo todas las consultas desde mi ordenador. En algún caso he pedido consejo y ayuda a gente especializada, como por ejemplo en Dulce Locura que me entrevisté con varios disléxicos, pero no es lo habitual.

Además de los libros publicados, también escribes relatos que compartes con los lectores de forma desinteresada y gratuita. De hecho, en tu propia web se pueden descargar. ¿Cómo surgió ésta iniciativa?

Después de que se publicara mi primera novela me di cuenta de que jamás podría darles las gracias a aquellos lectores que me habían dado la oportunidad de ocupar un pequeño lugar en sus estanterías, y pensé que regalarles un relato podría ser algo bonito. Además, siempre que escribo una novela me quedo con las ganas de contar más cosas acerca de los personajes secundarios, y los relatos me permiten explicar sus historias.

Siendo todo un ejemplo de que los sueños se cumplen ¿Qué consejo darías a los futuros escritores que lo están intentando?

No soy persona de dar consejos, pero lo que sí les diría es que no dejaran de escribir. Si de verdad sienten la necesidad de contar una historia y confían en ella, lo más importante es que terminen de escribirla y que la manden a todas las editoriales en las que crean que pueda encajar.

Para finalizar ¿Tienes en marcha nuevos proyectos que nos puedas comentar?

Actualmente estoy escribiendo las próximas entregas de las tres series y dándole vueltas a un nuevo proyecto histórico y a uno de contemporáneo, así que, si vosotras seguís leyendo mis historias, yo seguiré escribiendo.

Muchas gracias Anna, te deseamos muchos éxitos.

Gracias a vosotras por darme la oportunidad de conoceros.




Meme:


video


Más información y primeros capítulos en: